title.site title.site

Domingo, 16 de junio de 2024

Empresas

Grupo Lacasa pondrá en marcha en 2025 su planta de chocolate libre de alérgenos

La empresa, que construirá una nave en Utebo con este propósito, ha sido visitada por la directora general de Promoción Industrial e Innovación del Gobierno de Aragón, Mar Paños. La compañía ha reducido un 52% su huella de carbono en solo un año.

La directora general de Promoción Industrial e Innovación, Mar Paños, ha visitado la fábrica del Grupo Lacasa
La directora general de Promoción Industrial e Innovación, Mar Paños, ha visitado la fábrica del Grupo Lacasa

El Grupo Lacasa ha anunciado que trabaja en la construcción de una nueva nave de dulces libres de alérgenos. Un espacio que estará situado junto a sus actuales fábricas de la localidad de Utebo y que estará funcionando en 2025. Esto convertirá a la empresa zaragozana en pionera a nivel nacional en estos productos y supondrá un hito en el desarrollo de la compañía que ya tiene certificada su planta de caramelos como 100% libre de alérgenos. El proyecto ha sido conocido esta mañana por la directora general de Promoción Industrial e Innovación del Gobierno de Aragón, Mar Paños, que ha destacado “la capacidad de innovar constante de una empresa familiar que tiene más de 170 años”.

En su compromiso constante con la innovación desde la compañía han destacado que la planta actual es 100% libre de gluten “algo que consideramos diferencial. Es muy importante seguir por este camino para mantener nuestro crecimiento y llegar a un público más amplio”, ha destacado Fernando Renta, director general de la empresa.

La directora general de Promoción Industrial ha podido conocer, además, los proyectos de sostenibilidad de la compañía familiar fundada en Jaca que han supuesto reducir la huella de carbono en un 52% en 2023 con respecto a 2022, con el objetivo de llegar a una reducción del 65% en 2030. Paños ha incidido en la importancia del camino emprendido “que es un ejemplo de cómo hacer las cosas en un sector como el alimentario en el que se realizan muchos desplazamientos a cientos de kilómetros, en el que se consume mucha energía y en el que hay que cuidar mucho qué pasa con los excedentes”.

En este último aspecto, desde Chocolates Lacasa han destacado que solo en 2023 han entregado diez toneladas de producto a entidades sociales, asociaciones benéficas y acciones culturales o deportivas. La compañía, además, ha promovido acciones de ahorro de energía como la sustitución de los bombos de grageas por otros de alta eficiencia energética o como otro proyecto de generación de agua fría con recuperación de calor. Ambos recibieron una ayuda del Gobierno de Aragón tanto en 2022 como en 2023 por valor de 414.000 euros en total. A estas cuestiones hay que añadir el uso de coches híbridos en su flota comercial y la instalación de placas fotovoltaicas que han reducido su consumo energético de forma considerable.

Lacasa KKO Foundation

La compañía también ha presentado a la directora general los detalles de la fundación solidaria Lacasa KKO Foundation fundada a finales del 2023 con el grupo KKO International para trabajar en Costa de Marfil, país gran productor de cacao. La puesta en marcha de la iniciativa solidaria es el resultado de la colaboración de la empresa aragonesa con la compañía francesa KKO International. Un acuerdo que ha echado a andar con la construcción de una escuela en Bocanda, población donde se encuentra la principal plantación de la que se nutre el grupo Lacasa. La escuela abrirá sus puertas a todos los alumnos el próximo mes de mayo.

Imagen del acto en el que se puso la primera piedra de la escuela que la Fundación Lacasa KKO construye en Bocanda
Imagen del acto en el que se puso la primera piedra de la escuela que la Fundación Lacasa KKO construye en BocandaSTEPHANE KONE PHOTOGRAFRIK

La escuela de Lacasa KKO Foundation se enmarca en el área de "construcción de infraestructura rural" de la fundación. Además, esta nace con los objetivos de "luchar contra el trabajo infantil, promover los derechos de la mujer y contribuir a la reforestación", indica Lucas Lacasa, consejero delegado del grupo.

Además, la compañía aragonesa se ha comprometido a comprar de forma preferencial cacao a la empresa Shokko instalada en el país africano: “Comprar en origen nos permite asegurar la trazabilidad del producto y mejorar las condiciones laborales de los agentes involucrados en el proceso. El cacao nos compromete con las personas y con la naturaleza”, explica Lacasa.