title.site title.site

Miércoles, 1 de febrero de 2023

Protección Civil y Emergencias

La Alianza del Ebro reforzará el sector agroalimentario común y mejorará la respuesta contra incendios e inundaciones

Lambán, Chivite y Andreu proponen debatir sobre la Sanidad en la próxima conferencia de presidentes.

Los presidentes de Aragón, Navarra y La Rioja celebran una cumbre para desarrollar espacios y retos compartidos

Trilateral Aragón-Navarra-La Rioja
El Presidente de Aragón, Javier Lambán, participa en la reunión de los gobiernos de Aragón, La Rioja y Navarra, que se celebra en esta última comunidad, para avanzar en proyectos comunesLUIS CORREAS, Gobierno de Aragon

La Alianza del Ebro es el nombre del acuerdo firmado hoy entre los gobiernos de Aragón, La Rioja y Navarra, reunidos hoy en la localidad navarra de San Adrián. Los presidentes, Javier Lambán, María Chivite y Concha Andreu, acompañados por varios de sus consejeros, se han reunido para reforzar el sector agroalimentario común y su capacidad de exportación mejorando las conexiones ferroviarias, así como mejorar la respuesta de los sistemas de Protección Civil contra incendios e inundaciones. Igualmente han abordado la continuidad de la colaboración en materia sanitaria a lo largo de los 4.000 kilómetros de mugas que comparten y donde ciudadanos de unas y otras autonomías conviven e intercambian servicios.

Precisamente en materia de Sanidad e Incendios, el papel de Aragón ha sido determinante, como ya lo fue la idea de la Ebrorregión, acuñada y propuesta por el presidente Lambán ya en 2009. Por un lado, la propuesta de Aragón sobre la sanidad presentada ayer a los agentes sociales será propuesta para su inclusión en el orden día de la próxima Conferencia de Presidentes que se celebre. Como se recordará, la Iniciativa Aragonesa para la Sostenibilidad y la Eficiencia del Sistema Nacional de Salud es un documento que pretende introducir un marco de debate nacional que se traduzca en abordar las insuficiencias del sistema con compromisos políticos de largo recorrido y para el conjunto del Estado. Por otro lado, el Gobierno de Aragón toma mañana la iniciativa para celebrar un Foro sobre el Desafíos de los grandes incendios forestales, donde estarán estas tres comunidades junto a otras, y reflexionar.

Tal como ha explicado el Presidente de Aragón, el foro, que contará con la presencia del ex presidente Felipe González y un plantel de expertos de primer nivel que debatirán las cuestiones relativas a la prevención, la extinción de los incendios forestales y sus repercusiones en el territorio, además de la importante de la coordinación de los equipos de protección civil, quiere servir de marco de debate nacional.

Según los expertos, el año 2022 representa un punto de inflexión: la era de los incendios que no se pueden apagar ha llegado. Lo que este verano ha sido una anomalía, en 2035 podría ser la norma si el enfoque no cambia y se insiste en políticas públicas encaminadas a la prevención. Los grandes incendios forestales son uno de los problemas más graves de los últimos años y tienen que ver con la gestión de los montes, la despoblación y el cambio de los sistemas de vida en el medio rural.

También en materia de gestión de las inundaciones, las tres Comunidades vienen trabajando de manera coordinada especialmente a través de la Estrategia Ebro Resilience, que se constituye en un marco de colaboración entre las tres administraciones, así como otros actores, para trabajar de forma solidaria y coordinada en la gestión del riesgo de inundación del tramo medio del río Ebro, conformando un sub-programa del Plan de Gestión del Riesgo de Inundación de la demarcación hidrográfica del Ebro.

Dicha Estrategia es promover actuaciones que reduzcan el impacto de las inundaciones en los tramos de mayor riesgo del tramo medio del río Ebro, implementando medidas que a su vez contribuyan a mejorar el estado de las masas de agua y los hábitats fluviales. Asimismo, pretende mejorar la capacidad de respuesta de la población ante estos episodios.

Por todo ello, las Comunidades Autónomas reforzarán los aspectos e colaboración y coordinación entre todos los servicios de protección civil y gestión de las emergencias de las tres Comunidades a través del traspaso de información y la coordinación de los respectivos protocolos tanto a nivel de protección general como específicos por incendios o inundaciones.

Apuesta integral por un sector agroalimentario innovador

El Eje del Ebro es unos de los ecosistemas líderes de agroalimentación en España que promueve y facilita procesos innovadores que están siendo desarrollados por el sector mejorando su actividad.

Las tres Comunidades han impulsado de manera decidida el Proyecto estratégico para la recuperación y transformación económica (PERTE) del sector agroalimentario, aprobado por el Gobierno central hace un año, para dotar de la financiación y de las líneas de actuación necesarias para emprender los cambios medioambientales, digitales, sociales y económicos a los que tendrá que hacer frente en la próxima década.

El PERTE va dirigido a propiciar la transformación de la cadena agroalimentaria e impulsar la modernización y digitalización del sector, su crecimiento económico y la cohesión territorial. Contará con una inversión pública de unos 1.000 millones de euros y se prevé que genere un impacto de partida en la economía de unos 3.000 millones de euros, estimándose además una creación neta de hasta 16.000 empleos.

En este contexto, desde el Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA) se empezó en verano de 2020 a armar un proyecto bautizado como Ebro Food Valley, para que empresas de Navarra, La Rioja y Aragón, accedieran a las ayudas que vendrían de Europa. La iniciativa fue ganando dimensión y ya aglutina a empresas de todo el país, evolucionando hacia el Spain Food Valley, que supone una demostración del liderazgo y de la capacidad de las Comunidades del Eje del Ebro y de su efecto tractor para impulsar la competitividad, sostenibilidad y trazabilidad y seguridad alimentaria de esta actividad mediante la transformación digital, verde y cohesión social.

Por todo ello, las Comunidades Autónomas y Comunidad Foral proveerán fórmulas de colaboración con Personal investigador en proyectos de I+D+I en materia agraria, agroalimentaria y agroindustrial no alimentaria, máxime a partir del Plan Complementario Agrolimentario que cuenta con 48 millones de fondos europeos para pequeños proyectos de innovación aplicados al sector.

Colaborarán en la promoción de productos amparados por denominaciones de origen así como en la coordinación de actividades relacionadas con la promoción de productos a través de ferias alimentarias o eventos similares.

Se coordinarán e informarán mutuamente en relación con actuaciones de sanidad animal frente a enfermedades emergentes o reemergentes y explorarán fórmulas de colaboración en materia de regadíos e infraestructuras hídricas.

Transportes

Si la fructífera economía es un valor para las tres comunidades, con la agroindustria como protagonista en materia de PIB y exportaciones de las tres comunidades, reforzar sus conexiones ferroviarias con los puertos es una prioridad para su proyección. Por ello, Navarra y La Rioja se sumarán a la propuesta realizada la semana pasada por Aragón al Ministerio de Transportes para continuar las conexiones del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, las de Zaragoza- Castejón-Logroño-Pamplona, para llegar al puerto de Valencia, el segundo más importante del Mediterráneo, después del de Algeciras, si bien, como ha puntualizado Lambán, sin olvidar el también importante puerto de Barcelona.

El reto del cambio climático en materia de protección civil

Las tres comunidades comparten problemas comunes en la arteria fluvial que comparten y que se han agudizado como consecuencia del cambio climático que ha provocado varios fenómenos meteorológicos adversos que se han caracterizado por su intensidad inusitada y que ha tenido como consecuencias graves episodios en forma de inundaciones o incendios en las tres Comunidades.

En materia de incendios, siguiendo las orientaciones aprobadas por la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente del 28 de julio de 2022 se trabaja en fortalecer la cooperación intersectorial en materia de incendios entre la Administración General del Estado, las comunidades autónomas, el sector privado y la sociedad, al ser un fenómeno que no atiende a separaciones administrativas, competenciales o de propiedad.

A lo largo de las últimas décadas, se ha ido consolidando un amplio dispositivo operativo, fundamentalmente dedicado a la extinción, formado por unidades especializadas terrestres y aéreas, que cuentan con una probada capacidad de respuesta frente al riesgo de incendios forestales. Pero la lucha contra los incendios no puede quedar reducida a la necesaria reacción adecuada en la extinción. Es necesario reforzar la defensa frente a los incendios todo el año, con medidas destinadas a prevención, vigilancia y extinción, son imprescindibles para fortalecer su eficacia.

El análisis de los incendios forestales ocurridos en nuestro país en los últimos años, y más concretamente en el verano de 2022, indica que estamos en una situación de emergencia, que compromete gravemente la seguridad de las personas, las infraestructuras y el medio ambiente.

Igualmente, los montes presentan un valor económico, ambiental y estratégico fundamental para la sociedad en general, y para la población rural en particular. La gestión planificada de los incendios es imprescindible para garantizar la conservación del territorio, proteger la biodiversidad, potenciar los servicios ecosistémicos de los espacios naturales y preservar la calidad del paisaje, así como contribuir a objetivos ambiciosos de bioeconomía y desarrollo rural en el marco de las estrategias nacionales e internacionales.

Precisamente, de todo ello tratará el foro que se celebrará en Zaragoza entre el 25 y 26 de enero, ‘El desafío de los grandes incendios forestales. Impactos en el territorio’, organizado por el Gobierno de Aragón, en colaboración con la Fundación Felipe González y su palanca ‘Megaincendios: caos y oportunidad’.

Colaborarán en el ámbito de sus competencias para gestionar el territorio rural para lograr su sostenibilidad ante los incendios forestales, involucrando en la gestión del riesgo por incendios forestales a otras políticas sectoriales estratégicas

Adaptarán los respectivos dispositivos de defensa contra incendios a los nuevos escenarios y reforzar la cooperación entre ellos. Se colaborará, igualmente para profundizar sobre el conocimiento en incendios forestales e influencia del fuego en los ecosistemas. Incorporarán las mejoras tecnológicas que se van produciendo en materia de prevención y extinción de los incendios forestales.

En materia de prevención de inundaciones, se avanzará en la consecución de un espacio en el que las actividades económicas y los núcleos de población convivan con un río Ebro y sus los afluentes comunes de las tres Comunidades en buen estado de conservación, sin que las inevitables crecidas produzcan daños significativos.

Espacio común

El Eje del Ebro constituye por su pasado, presente y futuro uno de los principales ejes de desarrollo del norte de España. En él participan las Comunidades Autónomas de La Rioja, Navarra y Aragón, que ocupan un 12,5% del territorio total de España, acogen al 5% de la población con 2.310.324 habitantes y aportan el 5,5% del producto interior bruto.

La reunión de hoy de los presidentes de Aragón, Navarra y La Rioja, Javier Lambán, María Chivite y Concha Andreu, respectivamente, buscaba avanzar en políticas comunes que refuercen la capacidad de atracción de este territorio que se ha debido, sobre todo, a su situación estratégica.

Tal como ha recordado Lambán, actualmente, Navarra, La Rioja y Aragón, según datos del Instituto Nacional de Estadística, son las tres Comunidades autónomas que lideran por segundo año consecutivo el IMCV, indicador multidimensional de calidad de vida. Las nueve dimensiones contempladas por el IMCV son: condiciones materiales de vida, trabajo, educación, salud, ocio y relaciones sociales, seguridad, gobernanza y derechos básicos, entorno y medio ambiente y experiencia general de la vida. Las tres Comunidades Autónomas superan en más de cuatro puntos a la media española. Es decir, con datos INE que el Eje del Ebro representa los niveles más altos de calidad de vida en España.

Por otro lado, las Comunidades Autónomas de Navarra, La Rioja y Aragón lideran también el crecimiento poblacional, con respecto a las regiones con desafíos demográficos comunes, desde 2016 y lo han consolidado desde 2019.

Sin embargo, las tres comunidades pretenden redoblar el trabajo en común para mantener su capacidad de atracción, así como el desarrollo socio-económico.

Delegaciones participantes

Por parte de Navarra han participado en el encuentro, además de la Presidenta Chivite, el vicepresidente y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remírez; el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza; el consejero de Universidad, Innovación y Transformación Digital, Juan Cruz Cigudosa, y la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Itziar Gómez.

Del equipo del Ejecutivo de La Rioja, han asistido junto a su presidenta Andreu, el consejero de Hacienda y Administración Pública, Celso González; el consejero de Desarrollo Autonómico, José Ángel Lacalzada, la consejera de Salud, María Somalo; el consejero de Sostenibilidad y Transición Ecológica, Álex Dorado, y la consejera de Agricultura, Ganadería, Mundo Rural, Territorio y Población, Eva Hita.

Además del presidente Lambán, por parte de Aragón han asistido la consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales, María Teresa Pérez; el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, y la consejera de Sanidad, Sira Repollés, además del comisionado para la lucha contra la Despoblación, Javier Allué.