title.site title.site

Domingo, 14 de julio de 2024

Cortes de Aragón

Azcón: “Los violentos y los criminales nunca podrán vencer a quienes defendemos la paz y la democracia”

El presidente ha participado en el acto homenaje en las Cortes de Aragón a Manuel Giménez Abad, político aragonés asesinado por ETA hace hoy 23 años

El presidente asiste al acto homenaje en las Cortes de Aragón a Manuel Giménez Abad
El presidente asiste al acto homenaje en las Cortes de Aragón a Manuel Giménez AbadFabián Simón

El presidente del Gobierno de Aragón, Jorge Azcón, ha participado esta mañana en el acto ‘Homenaje a la palabra’, celebrado en el Patio Santa Isabel del Palacio de la Aljaferia, sede de las Cortes de Aragón, un evento celebrado anualmente en recuerdo al político aragonés Manuel Giménez Abad, asesinado por la banda terrorista ETA hace 23 años.

Azcón ha señalado durante su intervención en el acto que “los violentos y los criminales nunca podrán vencer a quienes defendemos la paz y la democracia”, al tiempo que ha advertido que a pesar de que “la fortaleza de la democracia, del pueblo español, del sistema de Justicia y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han derrotado a grupos sanguinarios como ETA y el GRAPO”, la “amenaza sigue estando ahí”.

“No sólo con quienes sostienen un relato falso y glorificador de esas bandas terroristas, sino también con fenómenos nuevos e igualmente peligrosos”, como es el caso del Yihadismo, ha dicho el jefe del Ejecutivo autonómico, al tiempo que ha llamado a “no cejar en el empeño de construir una sociedad libre de terrorismo”.

Para mantener “sano y robusto nuestro sistema democrático”, para el presidente es “crucial” construir un relato que “neutralice el discurso manipulado de quienes intentan blanquear a los terroristas y siguen justificando en el presente su actividad criminal felizmente erradicada”.

ETA y los GRAPO, ha señalado Azcón, “han sido siempre bandas criminales injustificables y quienes las respaldaban, apoyaban y jaleaban” y, aún a día de hoy, “lo siguen haciendo”, son únicamente “cómplices de sus crímenes y sólo merecen nuestro desprecio”. “No existe ningún legado más allá del horror y el crimen”, ha lanzado.

Haciendo referencia a las palabras del expresidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, sobre Bildu, en el aniversario del asesinato del político aragonés el pasado año, Azcón ha recordado que es precisa “la eliminación de cualquier tipo de participación de los filoetarras en la gobernación de España” y que, ha añadido, “hay que hacer todo lo posible para que el legado terrorista, que representan grupos claramente filoterroristas que por desgracia determinan e influyen la gobernabilidad de España, desaparezca definitivamente”.

Por desgracia, ha lamentado, “un año después, los herederos de ETA siguen siendo determinantes en la gobernabilidad de España y tenemos que seguir denunciándolo”. “Sólo hubo criminales sin justificación y víctimas de su odio y su sin razón”, ha asegurado el presidente.

El presidente asiste al acto homenaje en las Cortes de Aragón a Manuel Giménez Abad
El presidente asiste al acto homenaje en las Cortes de Aragón a Manuel Giménez AbadFabián Simón

Memoria, dignidad y justicia

“Los aragoneses hemos sufrido con especial crudeza la sinrazón y la barbarie de los terroristas, los ataques criminales de ETA, del Grapo y de otras bandas de ultraizquierda que se creyeron en el derecho de imponer sus ideas mediante la violencia, el asesinato y la extorsión”, ha indicado Azcón, quien ha asegurado que “del mismo modo, hemos sido y somos ejemplares en la respuesta democrática ante ese terrorismo”.

Los demócratas, ha continuado Azcón, “seguimos 23 años después aquí, en la Casa de la Palabra, en el Templo de la Democracia, para decir que no pudimos evitar que a Manuel le quitasen la vida, pero que nunca vamos a permitir que le arrebaten su memoria, sus ideas y su magnífico ejemplo”.

El presidente del Gobierno de Aragón ha señalado durante su discurso que es un “deber” el “recordar a todas las víctimas del terrorismo” y “honrar su memoria, porque este ejercicio también es recordar a sus asesinos y a quienes todavía les apoyan y enaltecen, que no son más que terroristas, que su único legado es el crimen y el envilecimiento de la sociedad”.

“El recuerdo de su sacrificio es el mayor de los estímulos para defender nuestro sistema democrático, la libertad y los derechos humanos”, ha insistido Azcón para, a renglón seguido, incidir en que “ha de ser un estímulo imprescindible para seguir condenando y combatiendo desde la fuerza del Estado de Derecho a quienes son incapaces de defender sus ideas pacífica y legalmente y sólo saben sembrar el dolor y la barbarie”.

En este punto, ha hecho referencia a la necesidad de que, además de la “memoria y dignidad de las víctimas”, es necesaria también la “justicia”, pues, como ha dicho, “se sigue tardando demasiado tiempo en dar una satisfacción judicial a las familias de las víctimas”. En caso de la familia de Manuel Giménez Abad, ha recordado, han sido “22 años para la reparación moral de conocer la sentencia del crimen”.

“Sigue habiendo más de 300 asesinatos de ETA sin resolver”, ha enfatizado el presidente, quien ha llamado a hacer “todo lo posible por evitar la impunidad, por seguir investigando los crímenes y por conseguir con más agilidad el procesamiento de los culpables y las correspondientes y justas sentencias”.