title.site title.site

Viernes, 19 de julio de 2024

Agricultura

Samper y Blasco muestran el apoyo del Gobierno de Aragón a los municipios afectados por las crecidas del Ebro

Los consejeros de Medio Ambiente y Turismo y de Agricultura y Alimentación han visitado el municipio de Villafranca de Ebro

Los consejeros Samper y Blasco, junto al equipo municipal y el director gerente del Instituto Aragonés del Agua en la zona inundable.
Los consejeros Samper y Blasco, junto al equipo municipal y el director gerente del Instituto Aragonés del Agua en la zona inundable.

Los consejeros de Agricultura y Ganadería,  Ángel Samper, y de Medio Ambiente y Turismo, Manuel Blasco, han visibilizado hoy el apoyo del Gobierno de Aragón a los municipios afectados por las riadas del Ebro. Lo han hecho en una visita al municipio de Villafranca de Ebro, donde se han reunido con la alcaldesa de la localidad, Volga Ramírez, y han recorrido los terrenos afectados por las crecidas. 

Samper ha reiterado el compromiso de su departamento por instar a la Confederación Hidrográfica del Ebro a  “despejar el cauce para evitar inundaciones y garantizar el fututo”  del territorio. El responsable de Agricultura y Ganadería ha recordado su visita hace un mes a las localidades de Boquiñeni, Cabañas de Ebro, Nuez de Ebro, Osera de Ebro, Quinto y Pina de Ebro. 

“Primero las personas; segundo, la tierra de cultivo; y tercero, la flora y la fauna. Hay que priorizar inversiones por el estadio de fragilidad de los municipios y las explotaciones. Debemos empezar por un estudio técnico que avale lo que reclaman desde hace años los ayuntamientos de la Ribera Alta y Baja del Ebro. La limpieza del Ebro es fundamental para que no se produzcan las afecciones que rompen motas haciendo peligrar a los habitantes, destrozan los cultivos y ahogan animales. Debemos buscar el equilibrio entre el medio ambiente y la vida de los pueblos”, ha insistido Samper.

El consejero de Medio Ambiente y Turismo, Manuel Blasco, ha destacado, por su parte, la voluntad del Ejecutivo autonómico para "escuchar" a los municipios afectados y ha recordado el trabajo de su departamento en trabajos ya en marcha para minimizar el efecto de las inundaciones del Ebro y en los que el Gobierno aragonés ha invertido ya más de 50 millones de euros.

"El Gobierno de Aragón sigue trabajando en paliar los efectos de las riadas en el territorio", tal y como ha recordado Blasco. A través del Instituto Aragonés del Agua, es una de las instituciones que se integran en la Estrategia Ebro Resilience para la gestión del riesgo de inundación del tramo medio del río Ebro. 

En concreto, se están estudiando un total de 260 kilómetros de longitud del río Ebro, divididos en tramos, con el objetivo de evaluar la protección actual de los núcleos urbanos para avenidas con un periodo de retorno igual o inferior a 25 años. Además, se estudian los posibles daños en zonas no urbanas para avenidas de periodo de retorno de 10 años. En la Estrategia participan el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, la Confederación Hidrográfica del Ebro y las Comunidades Autónomas de Aragón, La Rioja y Navarra, trabajando conjuntamente en la implementación de las medidas seleccionadas.

El tramo desde Villafranca de Ebro hasta Fuentes de Ebro está contemplado precisamente como tramo 16 de esta estrategia. El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través de la empresa pública TRAGSA, ha publicado la licitación de cuatro contratos de consultoría para la redacción de los proyectos constructivos de varios tramos, entre ellos el de Villafranca hasta Fuentes. Este procedimiento se realiza con cargo al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) financiado por la Unión Europea – NextGeneration (EU).