title.site title.site

Miércoles, 4 de octubre de 2023

Mayores

La residencia Javalambre del IASS cumple 35 años y suma más de 4.200 personas atendidas

Broto: “Este centro forma ya parte de la historia de Teruel, se ha adaptado a los cambios y sigue siendo un referente de atención y asistencia”

El centro cuenta actualmente con 300 residentes y ha comenzado la formación hacia el modelo de atención centrado en la persona

Descripción de la imagen

La residencia Javalambre del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) cumple 35 años y suma, en este tiempo, más de 4.200 personas atendidas. “Este centro forma parte ya de la historia de Teruel, es un referente en la atención y el cuidado y afronta el futuro adaptándose al nuevo modelo de cuidados, con la atención centrada en la persona; y a las necesidades que plantean hoy los residentes y sus familias. Es un referente de atención y asistencia”, ha afirmado la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales. María Victoria Broto ha asistido, junto a la consejera de Presidencia, Mayte Pérez, a la celebración de este aniversario, que ha tenido como protagonistas a los residentes y a sus familias.

La consejera de Ciudadanía ha destacado el trabajo y el servicio de las residencias públicas y de todos los centros que, de un modo u otro, forman parte del sistema en Aragón. “Hoy es un día para agradecer, es un día de celebración, pero también de recuerdo. Es momento de echar la vista atrás y ver la evolución de una residencia que fue construida en 1988, cuando casi todas las personas que entraban eran autónomas. Hoy, el modelo ha cambiado y evolucionado, al igual que lo ha hecho la sociedad y las necesidades de las personas y las familias que requieren este servicio”, ha explicado Broto. La consejera ha querido destacar, especialmente, “la entrega, vocación y capacidad de servicio que este centro, al igual que todas las residencias, demostraron durante la pandemia.” “En ese momento tan difícil que vimos claras las fortalezas del sistema y de las personas que lo integran”, ha recalcado.

Enhorabuena por el trabajo desarrollado en la residenciaMaría Victoria Broto, consejera de Ciudadanía

Mejoras introducidas en el centro

La importancia de la residencia para los turolensesMayte Pérez, consejera de Presidencia

Por su parte, Mayte Pérez ha hecho hincapié en la importancia que tuvo –y sigue teniendo- este centro en la historia de Teruel. “Cuando empezó a funcionar en 1988 era conocida, y aún hoy lo es por muchas personas en Teruel, como la Residencia Mixta. Su construcción fue un hito, no había en Teruel un edifico tan grande, ni con tantos habitantes, además de la importancia que tuvo para favorecer el empleo”. Cabe recordar que el centro comenzó con capacidad para 550 personas, hoy cuenta con 300 residentes y, en estos momentos, 336 profesionales conforman su plantilla.

Sobre la evolución de la residencia de Javalambre, su directora, Elena Lahuerta, ha recordado que este centro es un claro ejemplo de esos cambios, que se reflejan en la transformación de los cuidados, que ahora se dirigen hacia la atención centrada en la persona, para la que ya ha iniciado la formación en el centro. La directora ha subrayado que entre las fortalezas del centro destaca que “que ofrece un servicio integral que atiende todas las facetas y necesidades que una persona mayor y dependiente puede necesitar, desde lo más básico hasta aspectos más complejos, en lo físico y en lo emocional”. La responsable ha explicado también que el centro cuenta con “un buen ambiente de convivencia; y un alto nivel de participación y de integración en la vida de la comunidad que formamos”.

Actualmente, la residencia Javalambre cuenta con Servicio Médico y de Enfermería; servicio asistencial de apoyo en todas las actividades básicas de la vida diaria (higiene, alimentación, supervisión, acompañamiento...); recepción y comunicaciones, atención social en Trabajo Social; animación sociocultural; terapia ocupacional; fisioterapia; planta de Enfermería (servicio intermedio entre residencia y/o hospital); servicio de Psicología; Musicoterapeuta; podología y peluquería, entre otros.

Testigo directa de la historia de la residencia ha sido Rosalina Aguilar Blasco, que ingresó en 1990 en el centro de Javalambre, y que hoy es la residente más veterana. En el acto de celebración ha querido compartir su experiencia y agradecimiento por este tiempo y por la atención recibida, al igual que lo ha hecho Rosario Romero Martín, que ha relatado su vínculo emocional con el centro, puesto que su madre es una de las residentes del centro y también lo fue su padre.

Durante la jornada de hoy se han sucedido las actividades en la Residencia, y, además de teatro y almuerzo compartido, los residentes han podido disfrutar de la actuación del coro del Hogar Turia y de la Escuela de Música Antón García Abril.

La residencia de Javalambre cuenta con una superficie de 29.000 metros, distribuidos en cuatro edificios. Fue concebida como un hogar para sus moradores, con servicios y alojamiento, pero también con actividades y propuestas para mantener la autonomía, crear vínculos y socializar. El centro cuenta con grandes espacios y salones comunes, salón de actos, billares, zonas de esparcimiento y jardines, etc. Cabe destacar que todas y cada una de las habitaciones son exteriores con luz natural y vistas a la calle.

Los espacios y los servicios se han ido adaptando, con el tiempo, a las nuevas necesidades de los residentes. La primera gran modificación se efectuó para aumentar habitaciones adaptadas que permitieran cambiar el tipo de cuidados que requerían sus moradores. Asimismo, se profesionalizó más el espacio dedicado a enfermería. Se han decorado con grafitis profesionales los muros exteriores como símbolo de apertura hacia la sociedad y multitud de actividades que se realizan a diario.

A día de hoy sigue evolucionando como ha hecho siempre, un edificio vivo que se transforma con los tiempos para dar el mejor servicio a sus mayores.