title.site title.site

Domingo, 21 de abril de 2024

Investigación y Ciencia

El CITA acerca sus proyectos de investigación agroalimentaria a los más jóvenes con la actividad “Cientific@ por un día”

La iniciativa se enmarca en las actividades que se celebran con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

La consejera de Ciencia, Maru Díaz, ha apostado por seguir trabajando para despertar vocaciones científicas entre las nuevas generaciones, ya que “sin ciencia no hay futuro, pero no puede haber ciencia sin mujeres”

Las niñas y niños han descubierto en el CITA lo divertida que puede ser la ciencia.
Las niñas y los niños han posado la consejera y la diretora del CITA antes de empezar la actividad.CITA

Conocer más a fondo la investigación que se lleva a cabo en el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) ha sido el objetivo de la actividad “Científic@ por un día” que esta mañana se ha celebrado en diversas instalaciones del centro con motivo de la celebración del 11F, Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. Un grupo de niños y niñas entre 8 y 10 años han tenido la oportunidad de convertirse en pequeños investigadores agroalimentarios. La iniciativa comenzó en el año 2020 y no se había podido retomar hasta este año debido a la pandemia.

Allí les esperaban la consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, Maru Díaz, y la directora gerente del CITA, Lucía Soriano, para darles la bienvenida. Díaz les ha invitado a descubrir lo divertida que puede ser la ciencia y a acercarse al valioso trabajo que hacen a diario los investigadores del centro. 

Y tras llamarles a elegir “en libertad qué quieren estudiar y a qué quieren dedicarse en el futuro, superando estereotipos y roles de género, porque “el progreso necesita de todo el talento”, ha confiado en que la actividad ayude a despertar vocaciones. “No podemos pensar el futuro sin ciencia, pero no podemos tener ciencia sin mujeres”, ha asegurado.

Tras la bienvenida, el grupo de pequeños investigadores ha conocido de la mano de Azucena Gracia, investigadora y jefa de la Unidad Transversal de Economía Agroalimentaria, en qué consiste el consumo responsable y lo importante que es escoger los alimentos teniendo en cuenta no solo su calidad y precio si no también su impacto medioambiental y social. Además, han podido jugar con la pirámide nutricional saludable y la pirámide de los alimentos sostenibles.

A continuación, se han trasladado al Laboratorio de Malherbología y Entomología, donde las investigadoras Alicia Cirujeda y María Milagro Coca del departamento de Sistemas Agrícolas, Forestales y Medio Ambiente, les han explicado el trabajo relacionado con el control de las malas hierbas y plagas. Han conocido algunas estrategias de dispersión de semillas, así como el equipamiento de los laboratorios necesario para desarrollar este tipo de investigación.

También les han instruido en el uso de las lupas binoculares, a través de las que han podido comprobar caracteres morfológicos diagnósticos de distintas especies de insectos, tanto de plagas como beneficiosas y han podido observar embriones de semillas tintados para comprobar su viabilidad.

Cristina Mallor, investigadora del departamento de Ciencia Vegetal, les ha recibido en el Laboratorio del Banco de Germoplasma Hortícola, donde han visto el trabajo que se desarrolla en el banco con las semillas de hortalizas, verduras y legumbres que se conservan en el CITA.

"Queremos despertar vocaciones en igualdad"La consejera explica por qué es necesario seguir celebrando el 11F

Por último, el investigador Jaime González Buesa y Sara Vega, investigadora en formación, del departamento de Ciencia Vegetal, les han explicado la importancia del envase en la conservación de alimentos y la necesidad de desarrollar materiales más sostenibles. Además, han hecho un pequeño experimento sobre el comportamiento de un envase durante un transporte aéreo.

Amplia presencia de mujeres en el CITA

Desde sus inicios, en el CITA han trabajado mujeres en todos sus departamentos de investigación, así como en otras áreas de apoyo del centro. Emilia Puig Amorós fue la primera mujer en incorporarse como investigadora en el CITA dentro de la Unidad de Economía Agroalimentaria desde 1967 a 1987; Marisol Luis Arteaga desarrolló toda su etapa de investigación en la antigua Unidad de Sanidad Vegetal desde 1975 hasta 2013. Y en 2019 por primera vez asumió la dirección del centro una mujer, Lucía Soriano.

En la actualidad, el CITA cuenta con una plantilla de 270 personas de las 147 son mujeres. Muchas de ellas ocupan puestos de responsabilidad, como es el caso de la dirección de gestión, asumida inicialmente por Patricia Lite, actualmente de baja por maternidad, ocupando el cargo otra mujer, Isabel Lou. De igual manera, 3 de las 4 jefaturas de departamentos de investigación están bajo la dirección de mujeres, Pilar Errea, del departamento de Ciencia Vegetal, Mireia Blanco del departamento de Ciencia Animal, y Azucena Gracia de la Unidad Transversal de Economía Agroalimentaria

En la plantilla del CITA hay 33 investigadoras, 1 coordinadora, 12 investigadoras en formación, y 15 técnicas de investigación de los departamentos de Ciencia Animal, Ciencia Vegetal, Sistemas Agrícolas, Forestales y Medio Ambiente y Unidad Transversal de Economía Agroalimentaria. Además, en la plantilla del centro trabajan mujeres en las Áreas de Documentación, Información y Divulgación Científica, Administración, y Laboratorios de Análisis y Asistencia Tecnológica.