title.site title.site

Martes, 23 de abril de 2024

Mayores

Susín, sobre las futuras unidades de convivencia en Utrillas: “Nuestros mayores merecen la mejor atención, según sus necesidades y deseos”

Se van a invertir 1,5 millones en las obras de estas unidades en el centro de mayores del IASS que atenderán a 25 residentes

La residencia de Utrillas se va a adaptar al nuevo modelo de gestión centrada en la persona
La residencia de Utrillas se va a adaptar al nuevo modelo de gestión centrada en la personaGobierno de Aragón

La consejera de Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón, Carmen Susín, ha visitado esta mañana la Residencia de personas mayores de Utrillas y ha podido comprobar cómo serán las dos unidades de convivencia que resultarán de sus obras de reforma. El proyecto tiene un presupuesto de 1.520.120,00€, IVA incluido, y un plazo de ejecución de 12 meses; comenzó el pasado 31 de julio de 2023 y ahora mismo está avanzada casi al 50%.

Carmen Susín, consejera de Bienestar Social y Familia, en UtrillasLas dos unidades de convivencia se prevé que estén terminadas este verano

Las obras comprenden la creación de dos unidades de convivencia en el ala izquierda de la Residencia, que estaba en su estado original, con un pasillo muy estrecho, rampas poco accesibles y habitaciones que no cumplían con la normativa vigente. Ambas unidades cuentan con sus propios comedores y zonas de estar y están diseñados conforme a los estándares del modelo de atención integral centrada en la persona.

“Cuando nos centramos en la persona somos capaces de ofrecer oportunidades y apoyos para que cada cual pueda desarrollar sus capacidades, tener control sobre su vida cotidiana y, en consecuencia, sentirse mejor”, ha explicado Susín.

Por zonas, en la planta baja se están ampliando las dependencias para crear un aula de informática, un gimnasio y una zona de fisioterapia. En la planta primera se están construyendo nueve habitaciones individuales y dos dobles para atender 13 residentes, mientras que en la planta segunda se hacen cinco nuevas habitaciones y otra doble que se suman a otras dos habitaciones dobles y otra individual en la zona central de la residencia, que se reformó hace 6 años.

También se ha propuesto una mejora de la eficiencia energética y una vez concluyan las obras de las unidades de convivencia se acondicionará el espacio ajardinado de la residencia. Ahora mismo en la residencia hay 27 usuarios y la capacidad total ronda las 50 plazas.

“Se están transformando la mentalidad, la gestión, la organización y los roles de los servicios sociales”, ha señalado Susín, que ha recordado que el Gobierno tiene como prioridad que los servicios sociales que se prestan en Aragón –sean públicos, concertados o privados– cumplan con “los estándares de calidad más exigentes” y procuren “la mejor de las atenciones a todos los aragoneses que la necesitan, vivan donde vivan”.

Los servicios sociales en el territorio, una prioridad

La visita de la Consejera a la capital administrativa de las Cuencas Mineras ha comenzado con la recepción en el Ayuntamiento por el alcalde, Joaquín Moreno. Tras firmar en el Libro de Honor, la comitiva ha acudido a la inauguración del Centro de Día de la localidad, que toma el nombre de Manuel Beltrán. Se trata de un vecino de Utrillas de 92 años, carpintero de profesión, acompañado por su mujer, Pilar, conocidos por su compromiso con la conservación del patrimonio industrial y minero del municipio: el propio homenajeado ha sido el encargado de descubrir la placa del nuevo centro.

Por último, la consejera Susín ha podido conocer el funcionamiento y el trabajo de los profesionales que atienden el Servicio de Atención Temprana, que entró en funcionamiento el pasado mes de noviembre y que atiende a niños y niñas de 0 a 6 años en Cuencas Mineras. Se trata de especialistas en psicología, fisioterapia, logopedia y audición y lenguaje de la Fundación Atención Temprana, entidad adjudicataria del servicio, que se desplazan todas las semanas hasta Utrillas para apoyar con sus actividades a menores con dificultades en el desarrollo o que se encuentran en riesgo de padecerlas, así como a sus familias.

Se trata de un programa del Instituto Aragonés de Servicios Sociales cofinanciado por el Fondo Social Europeo Plus a través del Programa FSE+ Aragón 2021-2027 al 40% y con fondos propios del Gobierno de Aragón al 60%.