title.site title.site

Martes, 23 de abril de 2024

Derechos Sociales

Susín refrenda en Huesca el compromiso del Gobierno de Aragón con los Bancos de Alimentos

La consejera de Bienestar Social y Familia ha valorado la labor de la entidad, que recibirá 50.000 euros de la DGA a través de una ayuda directa en 2024

El Banco de Alimentos de Huesca recibirá en 2024 50.000 euros del Gobierno de Aragón
La alcaldesa Orduna y la consejera Susín, junto a los responsables del Banco de Alimentos y el Delegado Territorial del Gobierno de España, Javier BetorzGobierno de Aragón - Ayuntamiento de Huesca

"Igual que a los ciudadanos cada vez que se nos llama desde los Bancos de Alimentos a mostrar nuestra solidaridad y nuestro compromiso en la recogida de alimentos, el Gobierno de Aragón tiene que ser precisamente quien encabece esa cuestión: esa solidaridad, ese apoyo y ese compromiso con las personas más vulnerables". Son palabras de Carmen Susín, consejera de Bienestar Social y Familia, sobre la ayuda comprometida por el Gobierno de Aragón a los Bancos de Alimentos de la Comunidad, que resulta clave en un momento de incertidumbre que Susín ha atribuido al "desamparo" infligido por el Ejecutivo central a estas entidades en todo el país. 

Uno de los primeros compromisos del Presidente Azcón al comenzar la legislatura fue apoyar a los Bancos de Alimentos de Zaragoza, Huesca y de Teruel con aportaciones económicas en proporción a la población que atienden. Ésta es la primera vez que el Gobierno de Aragón concede ayudas a los tres Bancos de Alimentos que operan en Aragón: en 2024, el Banco de Zaragoza va a contar con 100.000 euros y los de Huesca y Teruel, con 50.000 euros cada uno. "El día a día hay que resolverlo y ésa es una de nuestras obligaciones: afrontar los problemas del día a día", ha aseverado Susín, "tomando decisiones y apoyando donde y a quien más se necesita".

La responsable de Bienestar Social y Familia ha podido conocer de primera mano este lunes -acompañada por la alcaldesa de Huesca, Lorena Orduna- cómo se organizan y almacenan las donaciones que llegan a la sede del Banco de Alimentos de Huesca, presidido por Julia Lera. También han asistido a la visita Javier Betorz, delegado territorial del Gobierno de Aragón en Huesca, entre otros.

Carmen Susín, consejera de Bienestar Social y Familia, en el Banco de Alimentos de HuescaEl compromiso del Gobierno de Aragón se ha plasmado en 100.000 euros para el Banco de Zaragoza y 50.000 para los de Huesca y de Teruel, respectivamente

Lorena Orduna, alcaldesa de HuescaLa primer edil oscense ha recordado la naturaleza de las colaboraciones del Ayuntamiento y sus servicios sociales con el Banco de Alimentos

Julia Lera, presidenta del Banco de Alimentos de HuescaLera detalla en cifras el funcionamiento del Banco de Alimentos oscense y su impacto en toda la provincia

Estas ayudas directas han resultado fundamentales para contribuir a sostener la labor de los Bancos de Alimentos, especialmente tras la incertidumbre y el trato dispensado por el Gobierno central a estas entidades una vez ha llegado a su fin el programa europeo de ayuda a las personas más desfavorecidas (FEAD) y que pasará a englobarse en el programa FES+.

El programa que prepara el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 para modificar el sistema de ayuda alimentaria financiada por la Unión Europea para los más vulnerables será a través de tarjetas monedero pensadas para usarse directamente en los supermercados, sustituyendo el suministro de alimentos en especie. Bancos de Alimentos de todo el país han avisado de que ese nuevo sistema de tarjetas monedero puede suponer un cierre masivo. Además, desde las entidades sociales han alertado de que estas tarjetas sólo está previsto que se destinen a familias con hijos a su cargo que vivan situaciones de pobreza o de extrema vulnerabilidad -en Aragón, esos cambios suponen atender a tan sólo a unas 700 familias- por lo que habrá muchos colectivos que se quedarán fuera de la ayuda alimentaria de la UE.

Cada uno de estos Bancos de Alimentos actúa de canal de colaboración entre particulares, empresas y entidades que proveen de alimentos no perecederos; también centralizan ingresos en las cuentas de -en el caso de Huesca- un centenar de tiendas de alimentación y supermercados locales que, con esos fondos, surten al Banco de Alimentos oscense conforme a sus necesidades en el corto y medio plazo para evitar que los productos caduquen o se agoten. Este sistema facilita al Banco distribuir determinados productos en épocas distintas del año y adaptarse mejor a las necesidades de las familias a las que ayuda.

Legumbres, conservas de carne o atún y aceite de oliva forman parte de la ‘lista de la compra’ del Banco de Alimentos a lo largo del año, que incluye además campañas como la Gran Recogida que tuvo lugar el pasado noviembre, que alcanzó los 85.000 kilos de ayuda.

El Banco de Alimentos de Huesca colabora con más de 30 entidades sociales de la provincia y uno de los objetivos que tienen es aumentar el número de voluntarios hasta alcanzar las 2.000 personas, unas cifras de colaboración que se asemejan a las de antes de la pandemia. Además de recoger alimentos, también reciben productos de limpieza, para la higiene personal o para el cuidado infantil.

  • La información se completa con imágenes y audios de la Consejera, la Alcaldesa y de Julia Lera, presidenta del Banco de Alimentos de Huesca