title.site title.site

Sábado, 13 de julio de 2024

Mayores

Aragón contará con una Ley y una estrategia para asegurar a los mayores una vida “digna, independiente y participativa”

La DG de Mayores, Ana Isabel Berges, ha anunciado además la creación de unos Premios para reconocer al colectivo y más apoyos para el Teléfono del Mayor

La directora general de Mayores, Ana Isabel Berges, ha comparecido este martes en la comisión de Bienestar Social y Familia
La directora general de Mayores, Ana Isabel Berges, ha comparecido este martes en la comisión de Bienestar Social y FamiliaCortes de Aragón

“Para el Gobierno de Aragón, y en particular para el Departamento de Bienestar Social y Familia, las políticas dirigidas a las personas mayores constituyen una prioridad y merecen una atención integral y preferente”. Así ha resumido este martes la razón de ser de la Dirección General de Mayores de cara a la XI legislatura Ana Isabel Berges, directora general de Mayores, durante su comparecencia ante la comisión de Bienestar Social y Familia en las Cortes de Aragón.

El número de personas mayores en nuestra Comunidad Autónoma ha ido aumentando progresivamente desde el año 2000 hasta representar hoy al 36% de la población: más de 480.000 personas. El principal objetivo de esta DG, ha asegurado Berges, es “proveer de un nuevo marco propio de respaldo y atención institucional a todas las personas mayores en Aragón” y hacerlo específicamente mediante la que será la futura Ley de derechos de las personas mayores en la Comunidad Autónoma, pionera a nivel autonómico, y cuya esencia ha definido como “innovadora, integral y colaborativa”.

Así, ha recordado que el pasado 14 de febrero se inició el proceso participativo, de reflexión y diagnóstico que cristalizará en el borrador del Anteproyecto de Ley y también servirá para alimentar la estrategia contra la soledad no deseada, otra de las prioridades de la Dirección General en un escenario en el que más de 70.000 mayores aragoneses viven en soledad.

La futura estrategia se conformará como una batería de acciones que permitan tanto acompañar a los mayores que sufren esta situación de soledad como impulsarles en su búsqueda de nuevas expectativas e intereses -personales y comunitarios- en los que puedan volcarse para salir de ella. Esto se une al impulso que Ana Isabel Berges ha asegurado que se va a seguir dando al Observatorio de la Soledad (OAS), adscrito al Justiciazgo de Aragón, y cuya vicepresidencia ejerce ella misma.

“Los derechos de los mayores no pueden definirse reduciéndolos a las materias de cuidados y a las propias del ámbito de la salud y la dependencia”, ha dicho Berges. Por ello, desde el Gobierno de Aragón se ha considerado necesario “planificar estratégicamente e implementar políticas específicas” para el colectivo sénior que han de ser “proactivas e innovadoras” y deben atender los intereses y necesidades de esta nueva generación de mayores de Aragón e impulsar su protagonismo social.

Así, esta Dirección General, de nueva creación, pretende responder a una necesidad “demográfica, ética y sociológica”: “Somos conscientes de que el envejecimiento en Aragón, por sus particulares características territoriales y poblacionales, está siendo todavía más acusado de lo que ya lo es a nivel nacional y europeo”, explicaba la directora general. “Las personas que superan los 60 años en Aragón son un grupo etario numeroso que aumentará en los próximos años”, continuaba, “un colectivo cada vez más importante en número, con un peso propio, y con necesidades diversas que merecen un ámbito de atención específico desde la Administración de nuestra Comunidad Autónoma”. Se ha referido a un doble fundamento, “ético, moral y de justicia”, y a la necesidad de reconocer la “contribución impagable, esforzada y generosa para sentar las bases del presente y del futuro colectivo” de todos los aragoneses.

Gran parte de la intervención de Ana Isabel Berges ante los grupos parlamentarios ha estado centrada la llamada “nueva generación de mayores”: “Esta generación se caracteriza por tener una posición social cada vez más activa”, preocupada por “asumir nuevos proyectos vitales” y por “prolongar una vida autónoma e independiente el máximo tiempo posible”, ha explicado. Atendiendo a ese cambio, la directora general ha defendido que las políticas públicas dirigidas a mayores “deben dejar de ser meramente asistenciales, proteccionistas y por supuesto deben desterrar el paternalismo” para asentarse “en el principio de autonomía y en la capacidad de decidir de las personas mayores, así como en el respeto a la riqueza y pluralidad de sus situaciones y de sus intereses”.

Otra de las prioridades de la DG es promover la seguridad del mayor y prevenir el maltrato y el abuso económico hacia el colectivo a través de “una línea de colaboración interinstitucional” que implica a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y a la Fiscalía a través un instrumento que tenga la doble finalidad de informar al mayor con charlas de prevención de situaciones de riesgo y de visibilizar esta problemática ante el resto de la sociedad.

Respecto al Teléfono del Mayor –900 25 26 26– se está trabajando en un plan de comunicación para impulsar y facilitar el conocimiento de esa herramienta y también para mejorar el servicio. En la revisión de los informes sobre el alcance y funcionamiento de esta herramienta se ha detectado que es un recurso que "no es conocido de forma mayoritaria, puesto que no había llegado su difusión a ámbitos esenciales en el entorno del mayor, o no había sido suficientemente efectiva en otros casos", ha comentado Berges en su turno de réplica, con lo que se va a hacer un especial esfuerzo por su difusión. Además, la DG de Mayores se ha referido a un nuevo convenio entre el Departamento de Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón con la Coordinadora Aragonesa de Voluntariado y la Plataforma de Voluntariado de Aragón, pendiente de firma, con el que se quiere “dar respuesta a las necesidades de acompañamiento” que están formulando personas mayores usuarias de este Teléfono y que servirá para ofrecer “acompañamiento social, emocional y de ocio” a través de esas personas voluntarias.

Además de estas cuestiones, en su comparecencia ante la comisión de Bienestar Social y Familia Ana Isabel Berges se ha referido a la labor del Consejo Aragonés de las Personas Mayores de Aragón (COAPEMA), a la promoción del deporte sénior, del voluntariado de mayores o las acciones de capacitación digital, todas ellas enfocadas a fomentar una visión positiva de las personas mayores y que les otorgue, en definitivas, “un merecido protagonismo”. En ese punto ha anunciado la convocatoria anual de unos Premios centrados el colectivo sénior aragonés, con varias categorías, y que serán entregados en octubre, mes en el que se conmemora el Día del Mayor.